¿Qué es una ventaja competitiva?
31 octubre, 2018
Estrategias para Instagram
5 noviembre, 2018

¿Por qué el precio es importante?

¿Te propones una meta de facturas al mes o al año?

Todo comienza marcando una meta, al momento en el que te propones cuanto ganar al finalizar algún periodo de tiempo, colocas un objetivo económico en tu negocio.

El enfoque a la decisión del precio es complicado, pues es el dinero que recibes por vender tus productos o servicios, sin embargo, es muy importante hacerlo bien, pues de ello depende el crecimiento y la rentabilidad de tu negocio. Para esto existen tres variables que debes tomar en cuenta para tu decisión:

-Los costes, que son los gastos que debes cubrir para la funcionalidad de tu negocio.

-El valor percibido por tus clientes, cuanto estarían dispuestos a pagar tus clientes, está relacionado con aquellos elementos de la oferta que son más importantes para tus ellos, por ejemplo la calidad, el servicio, etc.

-La competencia, este es el último factor que hay que tomar en cuenta, pero no de menos importancia pues debes de tener bien identificada a tu competencia y conocer los precios de sus productos o servicios. (siempre y cuanto tenga características similares a la tuya).

Por ejemplo. Si tu negocio gira alrededor de un servicio, tienes que saber que lo que estas vendiendo es tu tiempo y conocimiento, saber cuánto cuesta tu tiempo en relación con tu objetivo económico.

Cuando hablamos de tu tiempo, debes considerar también el tiempo que inviertes en hacer que tu negocio funcione, ya sea desde la parte administrativa, ejecución de tus servicios, atención al cliente, facturaciones, todo lo que se encuentra dentro de gestión, puesto que el tiempo engloba todo, desde cuanto inviertes en tu empresa hasta los gastos que tienes que cubrir para su funcionamiento, el tiempo que le dedicas a su crecimiento y por supuesto a su objetivo económico.

Independientemente del giro de tu negocio toma en cuenta que: tus costes tienen que cubrir la suma de tus costes fijos y tus costes variables. A tu precio base hay que añadirle un porcentaje, tu margen comercial. Que si tus clientes encuentran en ti mucho valor, estarán dispuestos a pagar más dinero. Debes identificar a tus competidores y comparar tus precios con los suyos, asegúrate de que ofreces un valor superior al de ellos.

En ocasiones especiales, las empresas implementan estrategias que consisten en la disminución del precio, los famosos descuentos, pero OJO, demasiados descuentos a la larga pueden originar una disminución en el valor percibido de tus productos.

En todas las empresas se utilizan los descuentos cuando se necesita renovar su inventario  o existe una necesidad de ingresos muy urgente, pero cuidado con jugar mucho con los descuentos, pues estos pueden tener un efecto negativo al que buscabas. Cuando bajas tus precios tienes que compensarlo con un mayor número de ventas, por ello es bueno que antes de aplicar los descuentos hay que calcular cuánto se debe vender para conseguir tus objetivos, teniendo en cuenta la bajada de los precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

//]]>